La Sar Informa

Desde la Sociedad Argentina de Reumatología queremos enviar un mensaje de tranquilidad a los pacientes adultos y a los padres de niños con enfermedades reumáticas.

El coronavirus (Covid-19) es un virus principalmente respiratorio, que puede generar síntomas similares a la gripe común, siendo los más frecuentes fiebre, tos y en algunos casos falta de aire. Se deben tomar medidas similares que con otros virus respiratorios; lavado de manos frecuente, evitar tocarse boca, nariz y ojos, cubrirse boca y nariz con el codo flexionado o con un pañuelo desechable al toser o estornudar y evitar contacto cercano con otras personas que padecen infecciones respiratorias.

Hasta el momento no se ha reportado que los pacientes con enfermedades reumáticas que reciben inmunosupresores, corticoides o tratamientos biológicos presenten formas más graves de la enfermedad causada por el coronavirus. Tampoco los niños parecieran ser un grupo particularmente susceptible a este virus.

Les rogamos no tomen decisiones unilaterales con respecto a la suspensión del tratamiento y que cualquier duda sobre los mismos consulten con su médico reumatólogo.

Preguntas que pueden surgir en pacientes reumatológicos con o sin tratamiento:

  1. ¿Qué se sabe sobre la tasa y gravedad de la infección en pacientes con enfermedad reumatológica, especialmente aquellos pacientes que toman prednisona, DMARD, biológicos u otros agentes inmunosupresores?
    Actualmente, no hay datos específicos sobre la infección por COVID-19 en pacientes con enfermedad reumatológica o inmunosupresión.
  2. ¿Se debe suspender prednisona, DMARD u otros medicamentos inmunosupresores?
    Todos los pacientes deben hablar con su reumatólogo antes de suspender cualquiera de sus medicamentos. No hay datos sobre la influencia de estos medicamentos en COVID-19. Por tanto, y mientras no haya datos sobre la influencia de este tipo de medicación, los pacientes que toman dichos tratamientos deberían seguir la norma habitual e interrumpir la terapia solo si se producen episodios de infección o consejo de su reumatólogo.
  3. ¿Se recomiendan medidas farmacológicas (profilácticas o terapéuticas)?
    Actualmente no hay medidas profilácticas o terapéuticas más allá de los cuidados de apoyo recomendados para este virus. Se están llevando pruebas para posibles terapias en varios países, y también se está avanzando el trabajo para desarrollar una vacuna. Sin embargo, no está claro cuándo estará todo esto disponible.
  4. ¿Qué pueden hacer los pacientes para protegerse contra contraer esta enfermedad?
    El Ministerio de Salud de la Nación así como otras fuentes han subrayado la importancia de la higiene de las manos, con un lavado frecuente y eficaz, así como evitar contacto con personas enfermas, especialmente las que están tosiendo o estornudando.
    No se recomienda el uso rutinario de barbijos por parte de personas no infectadas. Sólo se ha demostrado que los barbijos pueden dar a los pacientes una falsa sensación de seguridad y disminuir otras medidas de protección. Sin embargo, los pacientes sospechosos de tener el virus deben usarlos para evitar la transmisión. El lavado de superficies potencialmente infectadas con desinfectantes antivirales específicos de grado hospitalario también puede limitar la propagación de este virus. Solo seguir las indicaciones oficiales y estar alerta con las noticias falsas que pudieran circular (fake news)
  5. ¿Qué más pueden hacer los pacientes y su equipo de salud? Asegúrese de que sus pacientes han recibido todas las vacunas apropiadas, incluidas las vacunas contra la gripe estacional, la neumonía, la tos ferina y el herpes zóster.
    Éstas no previenen COVID-19 pero pueden disminuir la posibilidad de una infección secundaria y prevenir enfermedades que podrían confundirse con COVID-19. Los pacientes deben emplear lavado frecuente de manos y evitar tocarse la cara o las membranas mucosas.
    Teniendo en cuenta que el COVID19 tiene una gran capacidad de transmisión, para minimizar la exposición al virus de los pacientes con enfermedades reumáticas con tratamientos biológicos o inmunosupresores, sería recomendable que estos pacientes tengan la menor concurrencia posible a centros de salud, priorizando los métodos virtuales de consulta mientras dure la alerta sanitaria.
    El aislamiento social a los mayores de 65 años y la minimización de los contactos sociales debe observarse.
    Además, se debe aconsejar a los pacientes que mantengan, al menos, un mes de suministro de los medicamentos necesarios en caso de que se les impida conseguir las recetas en forma oportuna.

Ante cualquier consulta, duda o síntoma consulte y siga las normativas de su provincia o ciudad.

Puede consultar las normativas generales el Ministerio de Salud de la Nación en este enlace https://www.argentina.gob.ar/salud/coronavirus-COVID-19

 

Datos basados en:
Ministerio de Salud de República Argentina,
American College of Rheumatology y
Sociedad Española de Reumatología

 


NUESTROS SPONSORS